Te ayuda a absorber los nutrientes

El 87% de un vaso de leche es agua, lo que permite que tu cuerpo aproveche de mejor manera todos los nutrientes.